<< Recepción

fr es

¿Entonces? Manos a la obra

Un vegetariano que consume productos derivados del calvario intensivo (bocadillos tres quesos, tortillas, yogures) puede contribuir más al sufrimiento animal que un omnívoro limitando su consumo animal y eligiendo bien sus productos (cría menos intensiva: biológica o pequeña explotación).

Sin embargo, incluso "bien escogidos", ninguna forma de explotación animal impide los desastres descritos anteriormente. Es cierto que con ello se puede disminuir la magnitud de los sufrimientos que imponemos injustamente, pero en ningún modo se podrá acabar con ello.

Plato vegano

Lo cierto es que la voluntad de acabar con estos sufrimientos exige rechazar todo aquello que proviene de la explotación animal, puesto que Bio o no, los animales son criados para ser explotados en detrimento de su bienestar.

Nuestra cultura de la carne, el queso, y la opinión de los demás pueden hacer difícil el abandono del consumo de productos de origen animal. Pero en realidad no cuesta tanto hacer que cesen las atrocidades, tanto más cuanto que la comida vegetariana es deliciosa, fácil de preparar y equilibrada (pasa por aquí para conseguir buenas recetas)

Si el cambio hacia una alimentación vegana (100% vegetariana) te parece demasiado difícil, empieza poco a poco; disminuye tanto como puedas el consumo de productos de origen animal, verás que no es tan difícil (escogiendo en cualquier caso carne, leche, huevos, mantequilla y demás alimentos que provengan de explotaciones menos monstruosas)

Puedes empezar por comer vegano un día a la semana, después dos, tres... y poco a poco, ir acostumbrándote a esta nueva forma de alimentación.

recepción vaca

 
Nous aider - Chiffres - Références presse - Un site de L214 - Contact